El exclusivo rascacielos de Manhattan que se ensancha a medida que asciende

Se supone que un edificio debe ser más estrecho a medida que incrementa su altura. Pues en este de 20 pisos y 76 metros que se proyecta en Nueva York es al revés

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.

El rascacielos de Manhattan que crece a medida que asciende. Imagen: ODA

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.

Así, este edificio, de nombre ERA y ubicado en el Upper West Side de la Gran Manzana, de 20 pisos y 76 metros de altura contraviene la norma general en estas construcciones, y es que van siendo más delgadas a medida que ascienden, en gran parte para garantizar la estabilidad del edificio y contrarrestar el empuje del viento.

El rascacielos que parece un tetris

De uso residencial, contará con 57 viviendas de entre 2 y 5 habitaciones, los más grandes de hasta 327 metros cuadrados.

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.
ERA se eleva un total de 76 metros. Imagen: ODA.

Lo más llamativo del diseño es su huella, que aumenta a medida que asciende y mientras los pisos superiores del edificio se van desplazando hacia afuera en cada nivel superior.

“El diseño en voladizo del edificio permitirá más espacio a medida que el edificio se eleva, lo que creará mucho más espacio comunitario en la azotea”, explican los responsables del proyecto en ODA.

Lo más llamativo del diseño es su huella, que aumenta a medida que asciende con pisos que se van desplazando hacia afuera en cada nivel superior

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.
El bloque contara con 57 viviendas. Imagen: ODA.

De este modo, el rascacielos culmina con una gran superficie que incluye una piscina y excelentes vistas al río Hudson.

Su particular diseño, explica el fundador y director de ODA, Eran Chen, «permite a las personas disfrutar de los pisos superiores donde se encuentran las vistas abiertas, mayores espacios comunes y una piscina al aire libre en el techo, algo casi inconcebible en otros edificios del Upper West Side”.

Nuevas panorámicas sobre Manhattan

El edificio tendrá además otras áreas comunes para los residentes, entre ellas gimnasio y estudio de yoga, biblioteca, salón y sala de juegos para niños con el objetivo de crear una suerte de “club privado”.

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.
Imagen: ODA.

En cuanto al exterior, estará revestido de piedra caliza y contará con grandes ventanales en la fachada, con balcones y miradores especialmente ubicados en las esquinas de los voladizos que sobresalen.

El diseño pretende “rendir homenaje a través de sus materiales al adn atemporal del Upper West Side”. Así, incluirá detalles como reminiscencias art dèco en las ventanas a onramentaciones talladas en piedra. Es “una carta de amor al pasado y al futuro” de barrio.

De este modo, las ventanas profundas con parteluces elegantes y atemporales se integrarán perfectamente con el entorno aunque, de cerca, se advierte que son mucho más grandes la la media de la zona, lo que permitirá contar con mucha más luz natural y vistas más abiertas sobre los alrededores, explica la firma.

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.

Lujo sofisticado en el Upper West Side

En cuanto a los interiores, obra también del estudio, replicarán las formas y los ángulos del exterior, creando cohesión en el proyecto y dando lugar a espacios elegantes y sofisticados. Mármoles y cuarzos, puertas y molduras trabajadas, chimeneas revestidas, bronces y maderas como roble y nogal serán los materiales encargados de conseguirlo.

Las ‘joyas de la corona’ son sus espectaculares áticos de cuatro y cinco habitaciones, con hasta 325 metros cuadrados cada uno y techos de hasta 3,35 metros de altura, ofreciendo así inmejorables vistas y abundante luz natural a los espacios.

Respecto a los precios, entre los apartamentos que están disponibles oscilan entre los 2,6 millones dólares (2,2 millones de euros) que cuesta uno de 2 dormitorios y 116 m2 a los 9 millones de dólares (7,6 millones de euros) de uno de 257 m2 y 4 dormitorios con terraza.

Ya era conocido por sus edificios basados en bloques que se apilan de formas más o menos irregulares, dando lugar a proyectos como el recientemente inaugurado en Brooklyn (98 Front) o en el Lower East Side de Manhattan (100 Norfolk). Ahora el estudio de arquitectura ODA va aún más lejos: levantará un rascacielos que tendrá en su punto más alto el doble de superficie que en la base.
Lobby del futuro ERA. Imagen: ODA.

“El edificio marca una nueva era en el Upper West Side”. De ahí su nombre, concluye ODA.

a.
Ahora en portada