El mar inspira a Jean Nouvel para la nueva ópera de Shenzhen

El proyecto ‘La luz del mar’ desplegará un complejo de 220.000 m2 con cuatro salas para llevar la ópera a esta ciudad china

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.

Foto Ateliers Jean Nouvel

Shenzhen forma parte de las ciudades chinas que se adelantan al futuro, con la creación de grandes edificios de diseños vanguardistas que llevan a la metrópoli a una nueva dimensión.

La Ópera de Shenzhen es el último proyecto que encumbra a esta ciudad bañada por el Mar del Sur de la China Meridional.

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.
La ópera tendrá una integración estética con el mar Foto Ateliers Jean Nouvel

Otro proyecto faraónico para Shenzhen

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.

En este caso, se trata de una construcción de 220.000 metros cuadrados, que acogerá una gran sala de conciertos para 2.300 personas, otro para 1.800 asistentes, un espacio dedicado a operetas con 800 butacas y una zona multifuncional con 400 asientos.

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.
La estructura estará recubierta de nácar. Foto Ateliers Jean Nouvel

La Ópera de Shenzhen estará conformada por un edificio de 220.000 m2 que alojará cuatro salas de conciertos

Y a estas áreas hay que sumarles zonas para actuaciones, 23.300 metros cuadrados para promover actividades culturales y creativos y 20.000 metros cuadrados para el alojamiento de músicos e intérpretes, entre otras dependencias.

Homenaje al mar

El diseño de la ópera, que se caracteriza por su techo ondulado que recuerda a las olas así como a la caparazón de una ostra, es un homenaje al pasado de pueblo de pescadores de Shenzhen.

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.
El complejo totalizará 220.000 metros cuadrados. Foto Ateliers Jean Nouvel

La idea, dijo Jean Nouvel, es que la casa de la lírica sea un homenaje al “instrumento más matizado e improbable de todos los tiempos: la voz humana”.

Así como considera que “la arquitectura es una canción y una interpretación”, puntualiza que el edificio debe mantener una alianza estética y funcional con el mar.

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.
La ópera estará en un nuevo paseo costero sobre el Mar de la China Meridional. Foto Ateliers Jean Nouvel

Integración con el paseo costero

El futuro centro se encontrará en un paseo costero de un kilómetro de largo, donde tres de sus fachadas tendrán salida al mar.

Gran parte de la fachada del nuevo edificio y los interiores estarán recubiertas de nácar, para reforzar integración entre mar, música y arquitectura

El gran vestíbulo se presenta como “una logia abierta” que se extiende en animadas terrazas, con el agua rodeando la estructura.

En tanto el auditorio del edificio será visible desde el foyer que centraliza la actividad del edificio.

El estudio Ateliers Jean Nouvel ganó el concurso internacional para construir una casa de la lírica, que como suele suceder con los proyectos de la China del siglo XXI, son faraónicos.
Un nuevo proyecto para la futurista Shenzhen. Foto Ateliers Jean Nouvel

El uso del nácar

Para reforzar esta idea de comunión entre arquitectura, música y mar se recurrirá al uso de nácar en los balcones, en las paredes interiores, que dará una estética brillante y elegante al complejo, y que cambiará de color conforme refleje las olas del mar a lo largo del día.

Este material, “que se ve húmedo cuando está seco”, según palabras de Nouvel, será la síntesis de la presentación de “Shenzhen en el encuentro entre la música y el mar”.

a.
Ahora en portada