La Hélice: así serán las oficinas del futuro (según Amazon)

En el estado de Virginia, Amazon proyecta construir una torre de 106 metros y forma de doble hélice que aunará oficinas, mercados, teatros y zonas verdes

Si la pandemia nos ha enseñado algo en el entorno laboral es que el teletrabajo es posible. Mucho más de lo que creíamos. Sin embargo, mientras pequeñas y grandes empresas se esfuerzan por mejorar la forma en que trabajamos en remoto, grandes corporaciones como Amazon idean ya las oficinas del futuro. Y no tienen nada que ver con las que conocemos hoy.

La Hélice. Imagen: NBBJ | Amazon.

Si la pandemia nos ha enseñado algo en el entorno laboral es que el teletrabajo es posible. Mucho más de lo que creíamos. Sin embargo, mientras pequeñas y grandes empresas se esfuerzan por mejorar la forma en que trabajamos en remoto, grandes corporaciones como Amazon idean ya las oficinas del futuro. Y no tienen nada que ver con las que conocemos hoy.

Justo cuando conocemos la marcha de su fundador, Jeff Bezos, que deja el puesto de director ejecutivo tras 27 años, se anuncia un nuevo complejo de oficinas de la firma en Arlintong, en el estado de Virginia (EE UU), donde se ubica lo que Amazon llama su ‘segunda sede’ (la primera está en la ciudad de Seattle). Se plantean como edificios que, además de inversión, sean una forma de integrarse en la comunidad.

PenPlace será más parecido a una cafetería que a una sucesión de despachos, con espacios abiertos ideados para reunirse, mucha luz natural e interacción constante con la naturaleza. Pero también un lugar donde los vecinos puedan acudir a disfrutar de espectáculos, relajarse, hacer compras o cenar.

Si la pandemia nos ha enseñado algo en el entorno laboral es que el teletrabajo es posible. Mucho más de lo que creíamos. Sin embargo, mientras pequeñas y grandes empresas se esfuerzan por mejorar la forma en que trabajamos en remoto, grandes corporaciones como Amazon idean ya las oficinas del futuro. Y no tienen nada que ver con las que conocemos hoy.
Nuevo campus Amazon en Arlington. Imagen: NBBJ | Amazon.

La Hélice

En total será un conjunto con tres edificios de 22 pisos de oficinas y espacios comerciales que sumarán 260.000 m2 rodeados de zonas verdes, un anfiteatro al aire libre, un área infantil, una zona de food trucks con numerosos asientos al aire libre, un parque para perros y un parking para alrededor de 950 bicicletas.

El complejo, con tres torres de 22 plantas además de La Hélice, podrá albergar a 25.000 trabajadores de Amazon

Diseñado por el estudio de arquitectura NBBJ, lo más característico, sin embargo, será una cuarta torre que se elevará 106 metros de altura y al que han bautizado como La Hélice.

En la estela de The Spheres, en la sede de Amazon en Seattle, e inspirado igualmente por el concepto de biofilia como se califica al sentido innato de conexión con la naturaleza del ser humano, La Hélice reproduce la “belleza natural de una doble hélice que se puede en nuestro mundo, desde la geometría de nuestro ADN hasta la forma elemental de las galaxias, los patrones climáticos, las piñas y las conchas marinas”, según explica la compañía.

Si la pandemia nos ha enseñado algo en el entorno laboral es que el teletrabajo es posible. Mucho más de lo que creíamos. Sin embargo, mientras pequeñas y grandes empresas se esfuerzan por mejorar la forma en que trabajamos en remoto, grandes corporaciones como Amazon idean ya las oficinas del futuro. Y no tienen nada que ver con las que conocemos hoy.
La idea es crear un espacio para el vecindario y no un campus cerrado. Imagen: NBBJ | Amazon.

Con este original patrón, el edificio, cubierto de cristal, se retuerce mientras asciende entre exuberantes jardines y árboles que emergen en dos senderos transitables para trabajadores y visitantes que suben en espiral por el exterior del edificio a medida que asciende, casi como si de una caminata en las montañas Blue Ridge de Virginia se tratase.

No es lo único. Además de una variedad de entornos de trabajo que se beneficiarán de este contacto con la naturaleza y abundante luz natural, el espacio se presenta como una intersección de arte y ciencia, que acogerá un programa de artistas en residencia, especialmente locales.

Trabajar y ser feliz

En conjunto, el nuevo campus Amazon de Arlington albergará en sus instalaciones a 25.000 empleados (hoy la compañía cuenta con unos 1.600 en la ciudad) y tendrá un coste de 2.500 millones de dólares.

Según Amazon, el diseño “promueve el bienestar y el ejercicio físico”, además de ofrecer autonomía a los empleados para “elegir cuándo, cómo y dónde trabajar” y establecer una “fuerte conexión con la comunidad local”. En este sentido, apuntan, “creemos que los campus deben ser vecindarios que unan a las personas y no espacios aislados y exclusivos para empleados que ignoran su entorno”.

Si la pandemia nos ha enseñado algo en el entorno laboral es que el teletrabajo es posible. Mucho más de lo que creíamos. Sin embargo, mientras pequeñas y grandes empresas se esfuerzan por mejorar la forma en que trabajamos en remoto, grandes corporaciones como Amazon idean ya las oficinas del futuro. Y no tienen nada que ver con las que conocemos hoy.
Todo el área estará abierto a trabajadores y a visitantes. Imagen: NBBJ | Amazon.

Es por eso que a su alrededor se abrirán espacios de más de 10.000 m2 de uso público entre jardines y bosquecillos, espacios gastronómicos, un anfiteatro de al menos 250 asientos para conciertos y un mercado de productores locales.

También habrá tiendas y restaurantes distribuidos en todo el complejo, que dará prioridad a los peatones y soterrará la circulación de vehículos para fomentar un “entorno peatonal seguro y acogedor”. Asimismo, habrá carriles bici y cada edificio contará con entradas e instalaciones exclusivas para bicicletas con el fin de incentivar su uso.

Edificio verde

Se espera además que el campus, diseñado para recibir la certificación LEED Platinum, la más alta para un desarrollo sostenible emitida por el US Green Building Council, funcione con energía renovable generada a partir de una granja solar ubicada al sur del condado de Virginia. Además, el diseño sostenible contempla el reciclaje del agua de lluvia y el uso de ventilación e iluminación naturales, reduciendo así el uso de energía.

Si la pandemia nos ha enseñado algo en el entorno laboral es que el teletrabajo es posible. Mucho más de lo que creíamos. Sin embargo, mientras pequeñas y grandes empresas se esfuerzan por mejorar la forma en que trabajamos en remoto, grandes corporaciones como Amazon idean ya las oficinas del futuro. Y no tienen nada que ver con las que conocemos hoy.
Arlington se convertirá en la segunda sede de Amazon tras Seattle. Imagen: NBBJ | Amazon.

La planificación, a la espera del visto bueno por parte de las autoridades, constituye la segunda fase del proyecto HQ2 del gigante tecnológico en Virginia.

NBBJ, que también tiene sede en Seattle, ha diseñado las sedes corporativas de empresas como Samsung y Microsoft. Entre sus últimos proyectos destaca la bautizada como ‘ciudad del futuro’ prácticamente sin coches para la compañía tecnológica Tencent en la ciudad china de Shenzhen.

a.
Ahora en portada