Kengo Kuma: el triunfo de la arquitectura sostenible

Artesanía, recursos locales y edificios integrados en el entorno: el arquitecto japonés Kengo Kuma plasma en un nuevo libro de Taschen su enfoque sostenible de la arquitectura

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.

Universidad de Tokio, Kengo Kuma. Foto: ©Takumi Ota Photography.

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.

Muchos años después, tras estudiar en Tokio y Columbia y fundar su propio estudio Kengo Kuma & Associates, decidió volver la vista a la tradición japonesa como base de su arquitectura, con un enfoque totalmente sostenible.

La artesanía y la cultura, la mística de la cultura japonesa, la luz y las transparencias o la propia naturaleza están muy presentes en sus edificios, en su mayor parte volúmenes sencillos que envuelve con esculturales y expresivas fachadas, construidas con materiales como piezas de madera, cerámica, bambú o vidrio que se ensamblan magistralmente y que se integran en sus respectivos entornos.

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.

Arquitectura sostenible

Su particular reinvención de la arquitectura se transforma en la última obra de la editorial Taschen en un apasionante viaje que arranca en sus primeros trabajos, en 1988, y que nos lleva hasta la actualidad, con obras como el Estadio Nacional de Japón diseñado para los Juegos Olímpicos que precisamente estos días se celebran en Tokio.

En una edición de lujo editado por Philip Jodidio –responsable también de series y monografías sobre Tadao Ando, Santiago Calatrava, Renzo Piano, Jean Nouvel, Shigeru Ban, Richard Meier o Zaha Hadid-, este estudio definitivo de su obra se replantea la arquitectura occidental del siglo XX, que pasa por el tamiz de su Japón natal para desarrollar un enfoque verdaderamente sostenible.

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.
Coeda House Atami, Kengo Kuma. Foto: ©Masaki Hamada )

Fuertemente conectado con la tradición y con los pies firmemente plantados en el presente, este ‘materialista’ aboga por una nueva arquitectura táctil de superficies atractivas, estructuras innovadoras y formas fluidas que reconecten a las personas con las calidades físicas de los edificios.

Por encima de todo, el objetivo de Kuma es “simplemente respetar la cultura y el entorno del lugar en el que trabajo”.

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.
Museo de Arte Popular de la Academia de Arte de China, Kengo Kuma. Foto: ©Eiichi Kano.

Inmaterialidad espacial

Así, la obra recorre sus proyectos más destacados y los usos más sorprendentes de materiales, que van desde las tejas desechadas que empleó para levantar el Museo de Arte Popular de la Academia de Arte de China, cuyo diseño se adapta a las formas naturales del terreno que ocupa; al musgo y la madera de abedul que conforman una capilla en Nagano, Japón.

Para hacer el museo V&A Dundee, en Escocia, recurrió a artesanos locales que contribuyeron a ‘esculpir’ un edificio de formas laminares y desiguales que evoca las formas de los acantilados cercanos.

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.
V&A Dundee Dundee, Kengo Kuma. Foto: ©Hufton + Crow.

Con una sensibilidad extraordinaria para el espacio, la luz y la textura, Kuma revela cualidades inesperadas de la materia, desde la ingravidez de la piedra del Chokkura Plaza hasta la suavidad del aluminio de la cubierta del Centro de Transporte Turístico del Lago Yangcheng, que se inspira en los antiguos techos de paja, pasando por su casa Great (Bamboo) Wall House.

Edición de lujo

Junto a Tadao Ando, Toyo Ito y Fumihiko Maki, Kuma es uno de los arquitectos más renovadores del panorama japonés. Precisamente entre sus últimos trabajos está el Estadio Nacional levantado para los Juegos Olímpicos que, según el arquitecto, podría ser “el catalizador que transformará a Tokio de nuevo en una ciudad de hormigón. Quiero que sea un ejemplo que ayude a cambiar la dirección del diseño arquitectónico japonés”.

Kengo Kuma (Japón, 1954) nació en una casa tradicional en Yokohama, en la prefectura de Kanagawa, rodeado de naturaleza y bosques de bambú. Su casa tenía suelo de tatami, divisiones de papel de arroz y patio de tierra apisonada.

COMPRAR Kengo Kuma, Complete Works, en Amazon (150 euros)

En esta monografía de tamaño XXL ilustrada con 500 fotografías, bocetos y planos y que estará disponible en agosto con un precio de 150 euros, Kuma nos guía a través de toda su carrera hasta la fecha, detallando los proyectos más importantes y las obras en curso.

A esta versión se sumará próximamente una Edición de Arte limitada con 200 únicos ejemplares con un estuche de madera hecho a medida y acompañada de una lámina heliográfica de un boceto de Kengo Kuma, firmada por el artista.

a.
Ahora en portada