Como una flor de 271 metros de altura: así es el mejor rascacielos del mundo

El premio Emporis Skyscraper distingue, por primera vez en 21 años, a una torre australiana como el rascacielos del año. Está en el puerto de Sídney y es el One Barangaroo

Curvado y de formas redondeadas, con tres gigantescos pétalos que se retuercen mientras se alzan al cielo, el edificio One Barangaroo parece una enorme escultura anclada en el puerto de Sídney. Precisamente su original diseño, inspirado en las formas orgánicas de las flores, le ha valido el primer puesto en los Emporis Skyscraper Awards que premian al mejor rascacielos del mundo.

One Barangaroo. Foto: ©Tom Roe.

Curvado y de formas redondeadas, con tres gigantescos pétalos que se retuercen mientras se alzan al cielo, el edificio One Barangaroo parece una enorme escultura anclada en el puerto de Sídney. Precisamente su original diseño, inspirado en las formas orgánicas de las flores, le ha valido el primer puesto en los Emporis Skyscraper Awards que premian al mejor rascacielos del mundo.

Tras reconocer a gigantes como el Lakhta Center de San Petersburgo, la Shanghai Tower, el afiladísimo The Shard en Londres o el Hotel Porta Fira en Barcelona, el galardón que se concede anualmente a las torres que destacan por su diseño y funcionalidad ha ido a parar por primera vez a Australia.

Así es el mejor rascacielos del mundo

Con 271 metros y 71 plantas, One Barangaroo es el edificio más alto de Sídney y el cuarto en altura de toda Australia y ofrece maravillosas vistas de toda la ciudad, incluyendo la Ópera y el puerto.

Curvado y de formas redondeadas, con tres gigantescos pétalos que se retuercen mientras se alzan al cielo, el edificio One Barangaroo parece una enorme escultura anclada en el puerto de Sídney. Precisamente su original diseño, inspirado en las formas orgánicas de las flores, le ha valido el primer puesto en los Emporis Skyscraper Awards que premian al mejor rascacielos del mundo.
El One Barangaroo se finalizó en diciembre de 2020. Foto: ©Tom Roe.

Diseñado por la firma británica WilkinsonEyre, el rascacielos se eleva sobre podio de cuatro pisos que se recubre con una piel de mármol, dejando paso al cristal y al acero a medida que asciende.

Propiedad del grupo Crown Resorts, el mayor conglomerado de ocio de Australia, y alberga un hotel de seis estrellas de la misma firma, apartamentos y un casino, así como un mirador en la planta 66.

Con 271 metros y 71 plantas, One Barangaroo es el edificio más alto de Sídney y el cuarto en altura de toda Australia

Su construcción, envuelta en polémica tanto por su diseño como por su uso como templo del juego, arrancó en octubre de 2016 y fue totalmente finalizado en diciembre de 2020.

Curvado y de formas redondeadas, con tres gigantescos pétalos que se retuercen mientras se alzan al cielo, el edificio One Barangaroo parece una enorme escultura anclada en el puerto de Sídney. Precisamente su original diseño, inspirado en las formas orgánicas de las flores, le ha valido el primer puesto en los Emporis Skyscraper Awards que premian al mejor rascacielos del mundo.
One Barangaroo es el edificio más alto de Sídney. Foto: ©Tom Roe.

Telus Sky, un gigante en Calgary

El segundo puesto en el ranking de los mejores rascacielos de 2020 fue para Telus Sky, en Calgary, oficialmente el tercer edificio más alto de la ciudad canadiense, que experimenta una notable pujanza como consecuencia de su condición de centro de la industria petrolera del país.

Diseñado por la firma danesa Bjarke Ingels Group (BIG), la torre lleva el nombre de su inquilino, la empresa de telecomunicaciones Telus Communications y destaca, según el jurado de los premios, “por su extraordinaria estructura y fachada”.

Con una base rectangular, el edificio asciende mientras se reduce gradualmente de tamaño, dando lugar a terrazas y balcones. Además de oficinas, Telus Sky tiene también un uso residencial, con opciones de alquiler de corto o largo plazo.

Curvado y de formas redondeadas, con tres gigantescos pétalos que se retuercen mientras se alzan al cielo, el edificio One Barangaroo parece una enorme escultura anclada en el puerto de Sídney. Precisamente su original diseño, inspirado en las formas orgánicas de las flores, le ha valido el primer puesto en los Emporis Skyscraper Awards que premian al mejor rascacielos del mundo.
TELUS Sky. Imagen: ©BIG.

La fachada, como si de una enorme obra de arte se tratase, se ilumina de noche por una instalación LED diseñada por el artista canadiense Douglas Coupland.

También incorpora tecnología, como una aplicación para teléfonos inteligentes que permite recibir información en tiempo real sobre el uso de la luz y su rendimiento.

One Vanderbilt, elegancia neoyorkina

Completa el podio One Vanderbilt, en la ciudad de Nueva York (que, por cierto, estrena estos días un vertiginoso mirador). El rascacielos, diseñado por Kohn Pedersen y Fox, está ubicado cerca de Grand Central Terminal en Manhattan y combina un espacio de oficinas de última generación con conexiones directas a uno de los centros de transporte más grandes de la ciudad.

Curvado y de formas redondeadas, con tres gigantescos pétalos que se retuercen mientras se alzan al cielo, el edificio One Barangaroo parece una enorme escultura anclada en el puerto de Sídney. Precisamente su original diseño, inspirado en las formas orgánicas de las flores, le ha valido el primer puesto en los Emporis Skyscraper Awards que premian al mejor rascacielos del mundo.
One Vanderbilt. Foto: ©Raimund Koch.

Las características más llamativas de la torre son los cuatro módulos visualmente separados que, combinados, dan al edificio una forma asimétrica y característica, lo que lo convierte en uno de los últimos atractivos del skyline de Manhattan.

Golpe de la covid a los rascacielos

Según Emporis Skyscraper Awards, la pandemia de coronavirus en 2020 tuvo también un fuerte impacto en el sector de la construcción. Así, según sus datos, el número de rascacielos terminados cayó un 20% en comparación con el ejercicio anterior.

Pese a todo, también se completaron otros “a pesar de las difíciles condiciones que enfrentaron desarrolladores, propietarios, empresas de construcción y arquitectos”, como muestra la selección de premiados.

El próximo año se espera un “fuerte crecimiento” en la industria, lo que hace que el jurado “sea muy optimista sobre los candidatos a los premios de 2021”.

a.
Ahora en portada