El estadio chino que tendrá más plantas que un vivero

El estudio Zaha Hadid proyecta un estadio con 60.000 asientos con una elegante forma de pagoda y con sus terrazas rebosantes de vegetación

China es uno de los terrenos más fértiles para los proyectos del estudio de Zaha Hadid, como es el plan para construir un estadio de 60.000 plazas con forma de pagoda y con una explosión de plantas en sus terrazas.

El nuevo Centro Internacional de Fútbol se levantará en el distrito financiero de Fengdong, en las afueras de Xi’an.

Las terrazas tendrán una explosión de plantas y arbustos. Foto: Estudio Zaha Hadid
Las terrazas tendrán una explosión de plantas y arbustos. Foto: Estudio Zaha Hadid

Fútbol y mucho más

Esta ciudad, que vive del recuerdo de haber sido una de las mecas de la Ruta de la Seda, será una de las sedes de la copa de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC), que se realizará en ese país en el 2023.

La cubierta ultrafina, que recuerda al techo de un templo chino, protege de los fuertes vientos del norte y del sol en verano

La idea es que el estadio no solo sirva para alojar eventos relacionados con el fútbol, sino que también sea sede de conciertos de música y espectáculos culturales, que se conjugarán con un despliegue de centros gastronómicos y de ocio en los alrededores.

Xi'An será una de las sedes de la copa de la Confederación Asiática de Fútbol. Foto: Zaha Hadid
Xi’An será una de las sedes de la copa de la Confederación Asiática de Fútbol. Foto: Estudio Zaha Hadid

Con aires de pagoda

Al verlo de frente, es inevitable recordar la forma de pagoda de la cubierta alargada, que se eleva suavemente en dos puntos laterales.

Esta cubierta ultrafina servirá de protección ante los intensos vientos que llegan desde el norte y además de proteger a los espectadores de la lluvia también los resguarda del fuerte sol del verano en Xi’an.

El estadio tendrá una capacidad de 60.000 espectadores. Foto: Estudio Zaha Hadid.
El estadio tendrá una capacidad de 60.000 espectadores. Foto: Estudio Zaha Hadid.

Pero el óvalo central coincide con la forma del campo, de manera que el césped recibirá luz solar para optimizar su crecimiento. Claro, a los jugadores no hay ninguna cobertura que los resguarde.

Plantas por doquier

Esta estructura se sostiene por una red de delgados cables, que aporta una carga mínima y una huella de material reducida a su mínima expresión.

Las terrazas llenas de plantas siguen la línea de los bosques verticales, que aúnan arquitectura y sostenibilidad

La estructura recuerda a la forma de una pagoda. Foto: Estudio Zaha Hadid
La estructura recuerda a la forma de una pagoda. Foto: Estudio Zaha Hadid

Las fachadas abiertas del futuro estadio destacarán con un conjunto de terrazas llenas de plantas, una idea que sigue los pasos de los bosques verticales impulsados por arquitectos como Stefano Boeri.

Estas terrazas, orientadas hacia el sur y con vistas a las montañas Qing, podrán ser un espacio de ocio para los espectadores que asistan a partidos de fútbol o eventos culturales.

El estadio de madera

Xi’an cuenta con nueve millones de habitantes, y seguramente el nuevo estadio será aprovechado por los dos clubes de fútbol de la ciudad.

Este no es el único estadio que construye este estudio, fundado por la arquitecta anglo-iraní Zaha Hadid en 1980: en la pequeña ciudad de Forest Green desde 2016 trabajan en levantar un complejo deportivo…de madera.

Todo un desafío arquitectónico pero que puede trazar una importante huella de sostenibilidad.

a.
Ahora en portada