El arquitecto Enric Miralles se merecía este homenaje

Una serie de eventos en el año destacan la figura de Enric Miralles, quien además de arquitecto fue fotógrafo, diseñador y profesor en importantes universidades

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.

Hoy comienzan las actividades del año Miralles, un circuito de exposiciones, conferencias y encuentros en torno a la vida y obra de este arquitecto, quien murió en la cumbre de su carrera en el 2000.

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.
Enric Miralles firmó más de 200 proyectos en su carrera. Foto Maro Kouri

El legado para las nuevas generaciones

Los eventos son organizados por su esposa y socia Benedetta Tagliabue (del estudio EMBT) y Joan Roig i Duran (Battle i Roig), que presentarán las diferentes facetas de este arquitecto.

Este homenaje “no solo quiere recordar la figura humana y profesional de Enric Miralles, sino también mantener vivo el espíritu del visionario, del experimentalista como forma de trabajar y de ver el mundo. Y dejar su legado también para las futuras generaciones”, dijo Tagliabue.

Una carrera exitosa

En sus 26 años de carrera Miralles firmó 225 obras y proyectos en una veintena de países, desde EEUU y Suiza hasta Japón y Brasil.

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.
Más de 2.000 personas visitan cada año la Fundación Enric Miralles. Foto Maria Birulés

Recibió 62 premios, entre ellos el Nacional de Arquitectura en 1995; y participó en 68 concursos, donde llegó a las instancias finales en muchos de ellos.

En sus 26 años de carrera Miralles firmó 225 obras y proyectos en una veintena de países, desde EEUU y Suiza hasta Japón y Brasil.

Fue docente en Barcelona, Fráncfort y en las universidad de Yale, Princeton, Columbia y Yale. Su huella ha sido tan importante que la fundación que custodia su herencia profesional recibe más de 2.000 visitas anuales.

“Autor de edificios abrumadores, conjugó un lenguaje genuinamente nuevo con un profundo respeto por el lugar. Nos dejó un mundo arquitectónico exuberante y una prolífica obra intelectual: escritos, dibujos, bocetos, fotomontajes, libretas de notas, y casi un millar de maquetas originales”, precisan los organizadores del circuito.

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.
Mercado de Santa Catarina. Foto Alex Gaultier

Los grandes proyectos de Miralles

Este viernes 15 se inauguran tres exposiciones temáticas. Una es Miralles. A quarts de quatre, en el Salón del Tinell del Museo de Historia de Barcelona, en el Barrio Gótico.

Hasta el 4 de julio se puede ver su creatividad a través de cuatro grandes proyectos: el Parque cementerio de Igualada (su primera obra de gran magnitud), el Pabellón de baloncesto de Huesca, el Mercado de Santa Caterina y el Parlamento de Escocia en Edimburgo, señalada como el pináculo de su carrera.

A través de 170 collages de fotos se puede explorar la vida y obra de Enric Miralles

Desde hoy hasta el 30 de junio en el Centre d’Arts Santa Mònica, en Las Ramblas, se presenta Miralles. Photos & Collages, un despliegue de los montajes fotográficos que eran una de las señas de identidad del trabajo del arquitecto, y que también lo plasmaba en recuerdos familiares.

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.
Exposición en el Salón del Tinell. Foto Fundació Enric Miralles

Allí se recogen 170 collages de su archivo, en un soporte expositivo que había sido creado por Miralles en 1995 y que se produjo por primera vez para esta muestra.

La Fundació Enric Miralles, creada por Tagliabue en 2011, organiza, entre el 15 de abril y el 23 de diciembre la exposición Miralles. To be continued, un relevamiento de los trabajos del estudio EMBT en los últimos 20 años.

Con una selección de maquetas, bocetos, fotografías, correspondencias, collages y proyecciones, la fundación recoge el legado que ha dejado el autor tras su fallecimiento.

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.
Pabellón de España en la Expo Shanghái 2010. Foto Shen Zhonghai.

Las diversas caras de su profesión

Entre el 27 de mayo y el 29 de agosto será el turno de Miralles – Perpetuum Mobile, donde el centro Disseny Hub presentará la faceta de este profesional como diseñador.

En la exposición se podrán ver diversos muebles surgidos de su talento, como las mesas ‘Inestable’, ‘Dolmen’, ‘Troncos’ y ‘Tropical’, la estantería ‘Lelukaappi’ inspirada en la obra del arquitecto Alvar Aalto, y varias sillas y puntos de luz inéditos.

Las conferencias Miralles. Converses que el Colegio de Arquitectos de Cataluña organiza los días 3, 10 y 17 de junio se centrarán en las vivencias personales y profesionales de varias figuras de la arquitectura con el homenajeado.

Entre otros, participarán Rafael Moneo, Benedetta Tagliabue, Liz Diller, Beatriz Colomina, Soraya Smithson y Carme Pinós.

Era el enfant terrible de la arquitectura, el creador del audaz Parlamento de Escocia, el colorido Mercado de Santa Caterina y el pabellón de España en la Expo Shangái 2010. También fue diseñador, fotógrafo y profesor. Era Enric Miralles, y era hora que tenga un homenaje así.
Los tradicionales collages de Miralles. Foto Fundació Enric Miralles

Su carrera como profesor será debatida en el ciclo Miralles. A l’escola, que la ESTAB (Escola Tècnica Superior d’Arquitectura) organiza entre el 22 de septiembre y el 24 de noviembre, donde se repasará su carrera académica en Barcelona y en universidades de todo el mundo; una faceta que aunque tuvo mucha repercusión internacional “está poco documentada”, precisaron fuentes del año Miralles.

a.
Ahora en portada