De central eléctrica a nuevo foco de arte y cultura de Helsinki

Siguiendo los pasos de la Tate Modern, la vieja central de Hanasaari acogerá el mayor complejo museístico de Helsinki

Su enorme chimenea, de 150 m de altura, aún expulsa humo y en su planta se sigue produciendo electricidad. Sin embargo, la central de Hanasaari, en el distrito portuario de Suvilahti, en Helsinki, se clausurará en 2024. Miles de m2 y una notable arquitectura industrial se reconvertirán a partir de entonces en el gran hub artístico de la capital finlandesa.

Como prueban proyectos en todo el mundo, desde la Tate Modern en Londres al Matadero de Madrid o la Tabakalera de San Sebastián pasando por las gigantescas fábricas de Philips en Eindhoven y de Fiat en Turín, con el declive de la producción industrial, sus edificios y terrenos no tenían por qué languidecer o ser derrumbados. No mientras encontrasen una vía para volver a la vida de la mano de la cultura.

De central eléctrica a supermuseo

Y si hay ejemplos concretos de estos renacimientos son, precisamente en las centrales eléctricas, desde la Tate Modern mencionada a The Power Plant en Toronto y la Power Station of Art en Shanghái.

Planta de Hanasaari. Imagen: Arkkitehdit NRT Oy.

En esta misma línea, Helsinki prepara ya la adaptación de su gran planta de Hanasaari, construida en 1909 y clasificada como edificio de especial importancia histórica y arquitectónica. Entre 1960 y 1967 fue remodelada y, en 1974, se le añadió un anexo, el que actualmente permanece en funcionamiento, si bien también tiene los días contados.

No por mucho tiempo. Según el informe ‘Arte y cultura en Helsinki 2030’ , elaborado por un grupo de trabajo independiente dirigido por el responsable de la Helsinki City Orchestra, Aleksi Malmberg, el lugar se reconvertirá en un gigantesco centro que reunirá la cultura urbana, la representación artística y que aglutinará la actividad de algunos de los grandes museos que actualmente existen en la ciudad. Lo hará, además, “de forma sostenible y sobre la base del desarrollo, conocimientos e investigación tecnológicos”.

Los planes incluyen el traslado del Museo de Arte de Helsinki (HAM), actualmente ubicado en las instalaciones del Palacio de Tenis construido en 1937 y dedicado al arte moderno y contemporáneo, tanto finlandés como internacional. De hecho, cuenta con una colección de más de 10.000 piezas, si bien muchas de ellas están repartidas por toda la ciudad, desde plazas públicas a bibliotecas y escuelas, aunque también en sus salas de exposición.

Imagen: Arkkitehdit NRT Oy.

Además, se estudia la posibilidad de trasladar otras instituciones e, incluso, crear nuevas, que tendrían este nuevo espacio como sede, entre ellas un museo combinado de arquitectura y diseño.

Finlandia apuesta por el arte

Según el informe, que planea la redefinición de las propuestas de la ciudad hasta 2030 y sitúa el arte y la cultura como elementos centrales, la creación de este ‘supermuseo’ permitiría aumentar tanto el espacio disponible como los fondos para las actividades de los museos del área metropolitana de Helsinki. También supondría la creación de un “espacio de discrusión, tanto local como global, y aumentaría la diversidad al incorporar nuevos actores de fuera del museo de arte”.

Además, la nueva ubicación funcionaría como un impulso al desarrollo urbano fuera del centro de la ciudad, en concreto en la zona de Suvilah

Los planes incluyen mantener la arquitectura industrial, en la que se integrarían los espacios expositivos, siempre adaptados a las necesidades de la nueva función. Para ello el informe recomienda un concurso de diseño dirigido a encontrar las mejores soluciones para combinar estos edificios históricos únicos con la experiencia de un museo de arte del siglo XXI.

a.
Ahora en portada