Así es el edificio que observará al mundo con su inquietante ojo

Como aquella Torre Oscura del Señor de los Anillos, este rascacielos de Shenzhen vigila la ciudad con los ojos tallados en su fachada

Llevando en el bolsillo uno de los mejores dispositivos de localización y ¿control? como es el teléfono móvil puede que la vigilancia a lo Gran Hermano o Barad-dûr, aquella Torre Oscura ideada por J. R. R. Tolkien y coronada por el temible ojo de Sauron, no tenga ningún sentido. Y, sin embargo, este último es el símil más cercano al diseño de un nuevo rascacielos que se alzará sobre la ciudad china de Shenzhen.

Al sureste del país, esta moderna metrópoli, que ya cuenta con un megaedificio de 600 m de altura y se atreve a plantear el urbanismo del futuro a través de la construcción de un barrio sostenible y sin coches -ideado en este caso por el gigante de internet Tencent, propietario, entre otros, del sistema de mensajería WeChat-, construirá un nuevo rascacielos con dos gigantescos ‘ojos’ tallados en su fachada.

New Pingshan Eye

En el próspero distrito de Pingshan, y proyectado por la firma RMJM, el edificio, que podría completar su primera fase en 2022, juega en su espectacular diseño con estos dos ‘ojos’ que simbolizan la mirada hacia el futuro de Shenzhen pero también hacia el interior, despojando el rascacielos de coberturas e invitando a mirar dentro.

New Pingshan Eye, Shenzhe. Imagen: RMJM.

Según el estudio de arquitectura, contratado por la promotora Overseas Chinese Town (OCT) para el desarrollo de este nuevo barrio, se yuxtaponen en el edificio, de 250 m de altura, dos conceptos antagónicos, los de ‘Apertura’ y ‘Cerramiento’.

Entre oficinas, viviendas, áreas comerciales, equipamientos culturales y de transporte y varios hoteles, estos ojos de Pingshan se reproducen en la parte superior y central de la torre, pero también en otros lugares, especialmente alrededor de las entradas, para crear una “metáfora visual inusual de apertura”, explican desde RMJM.

El ‘cerramiento’, por su parte, se logra colocando diferentes espacios transparentes sobre el nivel de calle, “creando una sensación de seguridad y protección respecto al ajetreado mundo que se encuentra fuera del complejo”.

La idea del ‘ojo’ que vigila la ciudad pero también permite mirar hacia el interior se repite en otros edificios del complejo. Imagen: RMJM.

Sorpresas en el interior

Además, y si bien los gigantescos ojos serán los puntos que atraigan todas las miradas en el exterior, el interior del complejo guarda también sorpresas. Es el caso del patio central, a los pies de la torre, que acogerá un edificio que es en sí mismo una instalación artística “única e icónica” y que “distinguirá este desarrollo de otros”.

Además, las restantes construcciones alrededor de la torre principal, que acogerá un hotel boutique, oficinas y diversas instalaciones de ocio, presentarán también innovaciones en cuanto a diseño, así como techos cubiertos de vegetación, siempre con el distintivo elemento del ojo en sus fachadas.

Un original edificio en el patio central funcionará de hub cultura. Imagen: RMJM.

La construcción ya se ha iniciado y, aunque se planteó el año 2022 como finalización de la primera fase del proyecto, sus responsables advirtieron de posibles retrasos por la COVID-19.

El estudio RMJM está detrás de otros espectaculares proyectos como el Lakhta Center, de 462 m y sede de Gazprom en San Petersburgo, hasta ahora considerado el rascacielos más alto de Europa, y la Puerta de Xiangjiang, dos torres que se enredan hasta unirse a 177 m de altura en la ciudad china de Hunan.

a.
Ahora en portada