Así es el banco de corales diseñado para salvar los arrecifes del mundo

Al norte de Queensland, en Australia, se construirá un edificio de 6.800 m2 con forma de coral para conservar muestras de los arrecifes de todo el mundo

Según los pronósticos científicos, entre el 70 y el 90% de los corales podría desaparecer en los próximos 20 años. Un estudio de la universidad de la Universidad de Hawai dirigido por la biogeógrafa Renee Setter indica que en 2100 apenas quedará ninguno de los hábitats de arrecifes que hoy existen como consecuencia del aumento de temperatura de las aguas marinas y su acidez.

Como está ampliamente documentado, la disminución de los corales afecta a los arrecifes de todo el mundo. El cambio climático y el calentamiento global están entre las principales causas y originan lo que los científicos llaman blanqueamiento de los corales. Se produce cuando estos organismos, sometidos a estrés ambiental, liberan las algas simbióticas que viven dentro de ellos (y que les proporcionan sus vistosos colores) pasando a lucir un color blanquecino y, lo que es peor, entrando en grave riesgo de morir.

El blanqueamiento y la posterior muerte de corales tiene efectos devastadores ya que en ellos, para muchos las ‘selvas tropicales de los océanos’ habita más de un millón de especies, entre ellos un cuarto de los peces del planeta. Su repercusión para los humanos, además de la obvia pérdida de biodiversidad, también es inmediata, ya que los arrecifes protegen las cosas de la erosión provocada por las tormentas tropicales y actúan como una barrera ante el aumento del nivel del mar.

Contreras Earl Architecture ha diseñado el que será el primer banco de corales del mundo.

Solo en Australia se estima que la Gran Barrera de Coral contribuye con más de 6.400 millones de dólares australianos (3.860 millones de euros) anuales a la economía nacional y proporciona más de 64.000 empleos.

Un coral gigante para salvarlos a todos

Australia, hogar de una de las formaciones más fantásticas de corales del mundo, la Gran Barrera de Coral, que se ha visto reducida a aproximadamente la mitad como consecuencia directa del cambio climático, ha puesto en marcha una iniciativa para crear el primer ‘banco de coral’ del mundo. The Living Coral Biobank es el proyecto que pretende construir la primera instalación dedicada íntegramente a la conservación de los corales y su diversidad a largo plazo.

Liderado por la Great Barrier Reef Legacy, el futuro ‘arca de Noe’ de los corales contará con un vanguardista diseño del estudio Contreras Earl Architecture, por supuesto con forma de gigantesco coral, y estará ubicado en Port Douglas, al norte de Queensland (Australia).

El diseño se inspira en la forma de los corales hongo. Imagen: Contreras Earsl Architects.

Concebido como un biobanco de coral viviente, el edificio generará las condiciones óptimas para la conservación de más de 800 especies de corales del mundo, preservándolos para las generaciones futuras y garantizando su supervivencia.

Se trata de un edificio de próxima generación que incorporará energía renovable y minimizará el consumo de recursos y que tendrá por objetivo ser autosuficiente y neutral en carbono.

La forma escultórica del edificio está inspirada en el coral hongo, un coral duro de forma más o menos circular con una estructura radial con llamativas aletas. La fachada reproduce en hormigón esta forma con aletas cerradas a nivel del suelo que protegen el edificio y que se van abriendo a medida que avanzan hacia arriba permitiendo la luz natural y la ventilación de los niveles superiores al tiempo que proporcionan protección solar.

Imagen: Contreras Earl Architecture.

En sus 6.830 m2 también albergará zonas de exposición, un auditorio y aulas para actividades de formación, así como instalaciones de investigación y laboratorios. En paralelo a la actividad científica, se permitirá el acceso a visitantes, que podrán acercarse a ejemplares vivos de coral en acuarios y aprender sobre los ecosistemas, la reproducción y la importancia de su conservación para los ecosistemas y también para el ser humano.

Recolectar muestras de corales

A partir de noviembre, el equipo de Living Coral Biobank comenzará a identificar y recolectar fragmentos vivos, tejidos y muestras de ADN de las 400 especies de coral de la Gran Barrera. Hasta que se construya el biobanco -se espera que las obras estén finalizadas para 2025-, la compañía Cairns Marine se encargará de conservar estos especímenes en tanques.

Según el director del proyecto Living Coral Biobank y director gerente de la asociación Great Barrier Reef Legacy, Dean Miller, “Living Coral Biobank es el único proyecto que puede asegurar la biodiversidad viva de las especies de coral del mundo”.

a.
Ahora en portada