El encanto de dormir en la primera casa diseñada por Gaudí

La Casa Vicens, una maravilla modernista restaurada hace pocos años, se alquila por una noche por Airbnb y por solo un euro

Esta fue la primera vivienda particular diseñada por Antoni Gaudí, encargada en 1883 por el corredor de bolsa Manuel Vicens como su casa de verano.

A la Casa Vicens hay que saber encontrarla. Esta fastuosa residencia modernista se encuentra en la calle Carolines, una breve arteria del barrio de Gràcia, en Barcelona, un poco lejos de la constelación de grandes viviendas realizadas bajo ese estilo.

Esta fue la primera vivienda particular diseñada por Antoni Gaudí, encargada en 1883 por el corredor de bolsa Manuel Vicens como su casa de verano.

Con 31 años Gaudí dio rienda suelta a su imaginación, talento que luego se aplicaría con obras de más magnitud como las casas Battló, Milá (La Pedrera), el Palau Güell y, por supuesto, la Sagrada Familia.

Esta fue la primera vivienda particular diseñada por Antoni Gaudí, encargada en 1883 por el corredor de bolsa Manuel Vicens como su casa de verano.
Comedor de la Casa Vicens. Foto Airbnb

La Casa Vicens por dentro

Durante dos años Gaudí uniría sus conocimientos técnicos, herencia de la tradición constructiva catalana, con la creatividad aplicada a los revestimientos interiores y exteriores, para crear una residencia de cuatro plantas, con interiores que juegan con motivos indios y mozárabes, en un interesante juego de luces y sombras que establecen un diálogo entre los diseños moriscos y la vegetación mediterránea.

La Casa Vicens fue una residencia de verano diseñada por Antoni Gaudí en 1883, cuando tenía 31 años

En tanto, su exterior presenta guardas de mosaicos en verde y blanco que se entrelazan con cúpulas de ladrillo dispuestas en escalones, con figuras de girasoles y un enrejado de hojas de palmeras.

La propiedad pasó a otras manos, y con el paso de las décadas su estado se fue degradando, hasta que hace cuatro años fue rehabilitada y sus puertas abiertas al público.

Y ahora, por primera vez, se puede pasar una noche allí.

Esta fue la primera vivienda particular diseñada por Antoni Gaudí, encargada en 1883 por el corredor de bolsa Manuel Vicens como su casa de verano.
El dormitorio principal. Foto Airbnb

La experiencia en la casa

La propuesta ya es visible en Airbnb. Además de pasar la noche en el dormitorio principal de los Vicens, que recupera la magia del estilo modernista más elegante, los huéspedes podrán conocer de primera mano todos los detalles de casa y disfrutar de una inmersión histórica en la residencia.

Además tendrán la oportunidad de degustar un menú de estrella Michelin inspirado en el reconocido arquitecto, diseñado por la prestigiosa Escuela de Hostelería Hofmann.

Esta fue la primera vivienda particular diseñada por Antoni Gaudí, encargada en 1883 por el corredor de bolsa Manuel Vicens como su casa de verano.
Los chefs de la Escuela Hoffmann prepararán la cena. Foto Airbnb

Como si fueran una reencarnación de la familias Vicens o Jover (sus siguientes propietarios), se podrá disfrutar de esta experiencia gastronómica en el comedor principal, y como era tradición, descansar en el salón fumador.

El precio por pasar una noche en la Casa Vicens y tener una cena preparada por un chef Michelin cuesta solo un euro

Al otro día espera un desayuno mediterráneo con cruasanes en el frondoso jardín de la casa, reflejo del inmenso espacio verde que llegó a tener cuando se inauguró en 1885.

Esta fue la primera vivienda particular diseñada por Antoni Gaudí, encargada en 1883 por el corredor de bolsa Manuel Vicens como su casa de verano.
El jardín de invierno, de aire orientalista. Foto Airbnb

Solo un euro por la noche

Como anfitrión estará Emili, miembro del equipo que se encargó de rehabilitar el inmueble y adaptarlo como casa-museo, quien se encargará de realizar una visita guiada por las diferentes estancias.

El precio de pasar una noche en la Casa Vicens y saborear esas preparaciones gastronómicas es de solamente un euro. ¿Y cuál es el truco? Ser rápido: la inscripción abre el 12 de julio a las 16:00, y el primero que se apunta, se queda a dormir en la Casa Vicens.

a.
Ahora en portada