25hours llega a Barcelona tras reinventar los hoteles de negocios en Alemania

25hours pergeña su expansión de Alemania al resto del mundo. La cadena hotelera que ha revolucionado el segmento business apostará por Barcelona, donde abrirá un establecimiento en 2016.

«Se trata de la gente, de vivir las ciudades». Este es uno de los pilares en la filosofía de 25hours, la cadena alemana de nivel medio-alto que está revolucionando el segmento business. Su CEO, Chistoph Hoffman, ha anunciado en exclusiva a 02B que en 2016 abrirá un hotel en Barcelona.

25hours viene de romper moldes con su último hotel en la capital de Alemania. El Bikini Berlín acoge en su planta superior el «bar más en boga de toda la ciudad», y asigna una bicicleta a cada huésped. «Cogemos el concepto de viejos hoteles en, por ejemplo, París o Madrid, y los proyectamos hacia el futuro», explica el director general.
 

 
25hours ha elegido Barcelona, Nueva York y París para iniciar su expansión global

 
En efecto, cada uno de los seis 25hours en Berlín, Hamburgo, Fráncfort (dos), Zurich y Viena son diferentes. «Muy fácil. Cogemos un grupo de gente de cada ciudad y estudiamos qué les une. Así diseñamos cada hotel», explica Hoffman. Esta será la filosofía del nuevo establecimiento barcelonés, que se ubicará en el céntrico barrio de L’Eixample.

"Se trata de la gente, de vivir las ciudades". Este es uno de los pilares en la filosofía de 25hours, la cadena alemana de nivel medio-alto que está revolucionando el segmento business. Su CEO, Chistoph Hoffman, ha anunciado en exclusiva a 02B que en 2016 abrirá un hotel en Barcelona.

La misma técnica se usará en Nueva York y París, donde 25hours también prepara aperturas. Hasta ahora, la cadena alemana no ha dejado indiferente a nadie: su hotel en Hamburgo contiene contenedores de barco. Uno de sus alojamientos en Fráncfort está inspirado en Levi’s, la marca de ropa vaquera. El otro, hotel para funcionarios del Banco Central Europeo, ha tematizado los aseos para inspirarlos en los Rolling Stones.

«La respuesta es buena. En la capital del land de Hessen la ocupación media es del 84%. El RevPAR -ingresos por habitación- alcanza los 120 euros netos», desgrana Hoffman. Además de hacer divertido un segmento gris, la clave del éxito de 25Hours es una política de precios amistosa. «Si pedimos demasiado por noche, las ciudades no se viven», explica el CEO. ¿El resultado? Una noche en el moderno Bikini de Berlín -un cuatro estrellas- no pasará de 130 euros de media, por menos 100 euros en los 25hours en otras ciudades.

 
La cadena más ‘trendy’ cuida los precios pero también los detalles

 

Dominado el nicho business por aclamación, la hotelera estudia ahora su salto al segmento del ocio. «Somos cuidadosos. Elegiremos muy bien la destinación: queremos lugares, como Barcelona o Estambul, con fuerza, ideas», recalca el ejecutivo. Consciente que se dirige a un mercado ultra competitivo, la aún pequeña hotelera alemana (tiene 350 empleados en total) jugará en la liga de los detalles.

Así, está diseñando un servicio de acompañantes locales para indicar los rincones con más encanto en cada ciudad. «La idea se inspira en los ‘food sheperds’ o pastores gastronómicos de Roma, que dan claves al viajero sobre dónde ir a cenar o qué visitar», explica Hoffman. El proyecto sigue al dedillo la filosofía de 25Hours: el secreto está en las personas.

a.
Ahora en portada