Hidalgo firma el ERE menos traumático para Halcón Viajes

Globalia y sindicatos pactan 300 bajas, casi la mitad de lo inicialmente previsto. También acuerdan una mejora de las condiciones económicas: 30 días por año trabajado con un máximo de 18 meses y 35.000 euros.

Punto y final a las negociaciones con los sindicatos de Halcón Viajes. Globalia y sus respresentantes han llegado a un acuerdo para zanjar el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado en la compañía. El pacto alcanzado supone suavizar de forma notoria el número de despidos, además de mejorar las condiciones económicas de las indemnizaciones.

Globalia despedirá a 300 trabajadores de la firma, 200 menos de lo inicialmente previsto. Todos ellos recibirán una compensación de 30 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades y 35.000 euros. La primera opción que había sobre la mesa era aplicar la reforma laboral. La empresa ofreció 20 días por año trabajado.
      

 
La primera opción que había sobre la mesa era aplicar la reforma laboral

 
Durante las próximos cinco jornadas se recogerán las solicitudes de adscripción voluntaria al expediente. Además, se llevarán a cabo un proceso para excluir a los profesionales que cambiaron a una oficina afectada por el expediente después del 1 de julio. Tampoco se verán afectados por la regulación los empleados en riesgo de exclusión social, con minusvalía, así como uno de los dos miembros de las parejas que hayan sido incluidas simultáneamente en la lista de despedidos.

El proceso de negociaciones se inició a finales de septiembre. La dirección de Globalia tomó la decisión después de comprobar que la división perderá alrededor de 20 millones de euros este año. La regulación viene acompañada de un plan de viabilidad para asegurar el horizonte de la red en los próximos años.

Pese a la situación de Halcón Viajes, Globalia tiene previsto acabar el año con 50 millones de euros en positivo. La vuelta a los números positivos después del bache de 2012 se debe al buen momento que atraviesa Air Europa y a la división hotelera, conformada por Be Live y Luaby.

a.
Ahora en portada

Penélope, en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Foto Jero Morales EFE.

La sopa boba

La cultura trata de recuperarse del shock vírico mientras combate con el arraigado prejuicio de que los artistas viven -cómodamente- de subvenciones