‘Alas para el Autismo’ ayuda a viajar a niños con TEA

El proyecto 'Alas para el Autismo', con el apoyo de la Fundación Paideia, la asociación Aprenem y el instituto Idapp, pretende mejorar la experiencia de viaje de las familias con niños que sufren el trastorno del espectro autista (TEA). Su primera iniciativa ha sido un 'Open Day' en el aeropuerto de El Prat.

La Fundación Privada Xavier y Aena, en colaboración con Vueling y la facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi (Universitat Ramon Llull), organizaron, durante el Día Mundial del Autismo, un ‘Open Day’ en el aeródromo barcelonés. Asistieron 25 familias de niños con trastorno del espectro autista (TEA).

Turismo para todos

Este ‘Open Day’ se enmarca en un proyecto de mayor envergadura, ‘Alas para el Autismo’, que se realiza con el apoyo de la Fundación Paideia, la asociación Aprenem y el instituto Idapp.

Y es que según un estudio realizado por la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi (URL) entre familias de niños con TEA, el 84% de los encuestados afirma que la experiencia de viajar en avión resulta estresante o muy estresante debido a las características de sus hijos: sobrecarga sensitiva, poca capacidad para procesar estímulos e información externa, dificultades de comunicación…

Aunque la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad (2007) declara que las personas con discapacidad deben ejercer su derecho a disfrutar del ocio, el deporte y el turismo en igualdad de condiciones, un 64% de estas familias afirma además no atreverse a coger un avión por la condición del menor y demanda nuevos servicios adaptados para un turismo para todos.

Sensibilización

El proyecto ‘Aulas para el Autismo’ pretende mejorar la experiencia de estas familias a través de la anticipación de la situación, por lo que en el ‘Open Day’ se realizó un simulacro de todo el proceso que supone volar en avión: llegada al aeropuerto, facturación y check-in, paso por los controles de seguridad, embarque y estancia en el avión (sin despegar).

Sus promotores también contemplan sensibilizar y formar al personal, no sólo de aeropuertos y compañías aéreas, sino también de hoteles, parques temáticos, etc.

a.
Ahora en portada

Penélope, en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Foto Jero Morales EFE.

La sopa boba

La cultura trata de recuperarse del shock vírico mientras combate con el arraigado prejuicio de que los artistas viven -cómodamente- de subvenciones